Imprimir
PDF

Conoce tus Derechos y hacelos Valer

. Opinión - Opinión

Por Adriana Montes

 

Desde que asumí esta maravillosa tarea de representar los intereses de los vecinos de nuestra Ciudad en la Legislatura de la CABA, trabajé para poder modificar cosas simples que ayuden a los usuarios a conocer y defender sus derechos como ciudadanos. Afortunadamente, he encontrado eco de mis aspiraciones en mis compañeros diputados de la Comisión de Defensa de los Consumidores y Usuarios. Fue allí,  justamente, en donde he propuesto proyectos tales como: 1) El cambio de mercaderías sin límites de días y horarios 2) El que establece que las empresas deben atender las comunicaciones telefónicas en un plazo menor a los 5 minutos y 3) La ampliación obligatoria de talles de ropa; entre otros. Estas ideas surgieron de situaciones cotidianas con las cuales lidiamos permanentemente.

 

 

En el  caso de la ley del cambio de mercaderías, propuse que las devoluciones se puedan efectuar libremente en los mismos días y horarios en el que el comercio atienda al público para ventas. Con esta norma, los comercios están obligados a entregarles a los clientes los comprobantes de compra con la leyenda: “Los cambios se efectúan en los mismos días y horarios en los que el comercio atienda al público para ventas”. Esta era una situación que me parecía inadmisible, que era un abuso y que debíamos modificar. Los comercios, con alguna reticencia al principio, terminaron entendiendo que era un beneficio para sus propios clientes.

Por otra parte, cada vez que alguien llama a una empresa para consultar algo o para realizar alguna gestión tardan mucho tiempo en atender o directamente no lo hacen, agotando la paciencia y ganando por cansancio.

Es por esta razón que las empresas prestadoras de bienes y servicios deben contestar el llamado antes de los 5 minutos de espera, además se les exige responder al número del cual se realizó el llamado dentro de las 24hs ; es decir; ahora, están obligadas a atendernos rápido y a darnos una respuesta.

Otra situación muy demandada por los usuarios ha sido la modificación de la ley de talles. A mis colegas y a mí, nos parecía muy injusto que sea una lucha encontrar números variados sin diferencias de precios. Era una necesidad para nuestros vecinos que no tienen por qué pagar más para conseguir un talle que les vaya bien. Fue así que sancionamos con gran consenso la ley que amplía el mínimo de talles obligatorios a 8 (Ley Facundo Di Filippo). Asimismo, estamos buscando mejorar más estas obligaciones, elevando el número de talles a 12. Además, estamos estudiando la posibilidad de que cada comercio de indumentaria de la Ciudad de Buenos Aires tenga a disposición del comprador una tabla donde se especifique cada talle  con sus medidas correspondientes. Con esto lograríamos evitar el engaño en el que incurren algunas marcas. Incluso, también estamos evaluando que los controles no sólo se realicen a los comercios donde se vende indumentaria, sino también en las fábricas y en las importadoras de prendas.

No quiero olvidarme de destacar la labor de muchos de mis colegas en esta temática, quienes se ocupan desde hace mucho tiempo para que se amplíen los derechos de los consumidores y usuarios. Nombraré algunas de las leyes sancionadas a modo de ejemplo; la modificación a la ley 3281 que realizó el diputado Daniel Lipovetzky, que establece que se respete el valor del producto al momento de la compra. En el caso de productos no perecederos las devoluciones o cambios puedan realizarse dentro de los 30 días corridos posteriores a la operación.

También la Ley que exige que los restaurantes que cobran cubierto, deban tener un plato para celíacos en el menú, dar sal modificada, pan dietético y no cobrar el cubierto a los menores de 12 años, autoría de los diputados Rubén Campos y Claudio Pressman. Es destacable la norma propuesta por el Diputado Oscar Moscariello que pone límites a las colas, prohibiendo  estar de pie y al aire libre por más de media hora.

Logramos que los porteños sumaran nuevos derechos, muchos largamente esperados, otros nuevos. Ahora necesitamos que nuestros vecinos los hagan valer tomando conocimiento de ellos y reclamando su cumplimiento en el día a día.

 

Diputada porteña   (MC)

Subsecretaría de Comunicación Institucional Legislatura de la CABA