Imprimir
PDF

NACIDOS Y CRIADOS EN LA MEZQUINDAD, LA IGNORANCIA Y EL OPORTUNISMO MISERABLE

. Opinión - Opinión

Por  Juan Matteo

El 19 de enero de 2015 ha sido un día de inflexión para nuestra República. Uno de los hechos claves fue la muerte de un fiscal de la nación y, a partir de ella, la consolidación de un sistema permanente de ataques contra el poder ejecutivo de la nación.
Me decido  a escribir estas líneas harto de ver, escuchar y leer declaraciones irresponsables, como mínimo, de amplios sectores y dirigentes de la oposición política al Gobierno Nacional.

El 2015 es un nuevo año de elecciones presidenciales y los que ya peinamos algunas canas celebramos como nunca que este factor determinante en la vida democrática de una nación se celebre ininterrumpidamente desde 1983. Está más que claro que el título  de la nota habla que las declaraciones de algunos dirigentes de la oposición son producto de la ignorancia, oportunismo miserable o de mentiras y que generan una irresponsabilidad de gran tamaño y su objetivo es confundir a la ciudadanía, más preocupados por ganar las elecciones por la fortuna que por la propia virtud diría Nicolás Maquiavelo.

Recordemos los dichos de algunos iluminados candidatos al cargo más alto, y al honor más alto, de una Nación: Ernesto Sanz  "Que se impute a un jefe de estado por encubrir el terrorismo es algo muy grave", Julio Cobos: "no es normal tener un país con una presidenta imputada", María Eugenia Vidal "Hay que saber qué paso con la muerte de Nisman para que no sea otro caso de impunidad", y por último Sergio Massa destacó: (ante la muerte del fiscal Nisman) "me presentare como querellante".

La presidenta Cristina Kirchner fue imputada  por el fiscal Gerardo Pollicita por el presunto encubrimiento de Irán en la causa por el atentado contra la AMIA tal como lo había denunciado el fiscal Alberto Nisman ante de su muerte.

No entraremos en el análisis de la respectiva denuncia, si tiene validez jurídica o si tiene sustento real más allá de que algunos juristas expertos han desestimado dicha acusación al no encontrar sustento jurídico ni posibilidad alguna de constituir delito. Aclaro que a  muchos de ellos no se los podría tildar de oficialistas.

Con respecto a la imputación quiero recordarles que el juez la recibe y puede rechazarla directamente o recibirla. Al recibirla, todos los nombrados en la causa presentada se llaman imputados, pero ello no tiene ningún valor jurídico. Entonces estos dirigentes o son ignorantes u oportunistas y mienten.  Esto es realmente grave ya que habla sobre los conocimientos y valores de los dirigentes más importantes de la oposición.

Con respecto a la querella que dijo Sergio Massa, que vale destacar hace dos años se recibió de abogado, para poder ser querellante uno tiene que ser parte directa o involucrada de una causa. Massa no puede desconocer esto y solo le queda la actitud de oportunismo miserable.

Para finalizar quier señalar que todas estas líneas están escritas desde el dolor de ver una parte de la dirigencia argentina tratando de degastar al gobierno nacional, utilizando cualquier fundamento y siendo funcionales a los sectores más reaccionarios y que han empobrecido durante años a los argentinos, económica y culturalmente.



*Juan Matteo es dirigente por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Frente Nacional Peronista.